La tipográfia que use en su página web, afectará la usabilidad y determinará en fuerte porcentaje si el usuario que ingrese a su página se quede en ella o la abandone.

Las fuentes están presentes en toda la página: artículos, banners, botones, links, barras de navegación y menús, por lo que es de vital importancia elegir la tipografía adecuada.

En un inicio la norma de usabilidad en cuanto a la fuente a usar en páginas web era muy sencilla y similar a la que se usa en textos impresos: utilizar fuentes sans serif como Verdana (primera fuente diseñada para mejorar la legibilidad en pantalla), Arial, Franklin Gothic, entre otras.

Esto se debía a la baja calidad de las pantallas de las computadoras que eran de apenas 60 PPI y, a pesar de que esta regla aún se mantiene, ya no es tan estricta como en un inicio.

El experto y padre de la usabilidad Jakob Nielsen, cuestiona esta norma en su artículo “serif vs Sans Serif” en donde argumenta que investigaciones hechas concluyen que la diferencia de la velocidad de lectura entre fuente sans serif y serif es muy pequeña. Por lo que no debe haber ninguna directriz de usabilidad en favor del uso de una u otra.

Por el contrario, la escogencia de la fuente deberá depender de otros factores como la tipografía usada por la marca o el estado de ánimo que desee expresar. Estas conclusiones brindan más libertad a los diseñadores al momento de crear.
Sin embargo, hay normas de usabilidad en cuanto a la fuente que sí se mantienen vigentes como:

  • El uso de una o más de dos tipos de fuentes debe ser evitados, así como también los tipos de fuente “fantasía”, ya que dificultan la legibilidad.
    No es recomendable usar subrayado en páginas web, pues tiende a confundirse con enlaces.
    La cursiva debe usarse con poca frecuencia, ya que no es muy legible en la pantalla.
    Es recomendable usar las fuentes de al menos 12 ó 14 puntos para facilitar la lectura.

Sea cual sea la fuente que emplee en su web lo ideal es hacer pruebas e ir analizando las estadísticas para determinar con qué tipo de fuente sus usuarios se mantuvieron más tiempo en su sitio web.